Buscar
  • Purifika

Agua alcalina: El poder de los minerales

Es de conocimiento universal que el agua es una sustancia necesaria para el funcionamiento de nuestro organismo y para vivir sanamente. En la actualidad, el agua alcalina se ha convertido en una tendencia, debido a la gran cantidad de beneficios que nuestro organismo obtiene cada vez que tomamos de ella.


¿Qué es el agua alcalina?

El agua alcalina es agua con una concentración de diferentes minerales como calcio, magnesio, potasio y sodio, por mencionar algunos que se encuentra en espacios naturales como manantiales. En la actualidad, para que esté al alcance de todos, esta agua es ionizada mediante filtros especializados que hacen que su pH aumente a un 8 o 9, volviéndola alcalina, y manteniendo todas las propiedades minerales y beneficios que se obtienen de su consumo.


Pero, ¿qué es el pH?

El pH es la concentración de iones de hidrógeno que tiene una sustancia; este método se mide del 1 al 14, siendo 1 la sustancia más ácida, 7 la neutra (que es considerada el agua de la llave) y 14 la más alcalina.


En la actualidad, la manera en la que se aumenta el nivel de pH en el agua es a través de procesos especializados que purifican y ionizan el agua automáticamente para el consumo. En Purifika, el proceso de purificación se conforma de 5 o 7 etapas de filtración, incluyendo la ósmosis inversa [agregar nota de ósmosis inversa], dando como resultado agua alcalina totalmente purificada.


Diferentes estudios científicos han comprobado los diferentes beneficios del consumir agua alcalina de forma regular, los cuales son:


Mejor hidratación

El Director de Investigación Clínica y Científica de Essentia, el Dr. Ralph E. Holsworth, Jr., descubrió en su investigación que en el proceso de ionización, el agua alcalina, las moléculas del agua se vuelven más pequeñas, haciendo que el cuerpo las asimile mejor y se rehidrate con más facilidad.


Oxigena tu cuerpo

Por el mismo proceso de mejor asimilación del agua, la sangre en el cuerpo se oxigena de manera más óptima, mejorando las funciones cardiovasculares del cuerpo, dar más energía y previniendo dolores de cabeza.


Huesos más sanos

Al tener una gran cantidad de minerales como el magnesio y el calcio, este ayuda a mantener una buena salud ósea a largo plazo.


Previene el envejecimiento y enfermedades como el cáncer

El agua alcalina ayuda a prevenir el crecimiento de radicales libres y reducen el estrés oxidativo, los cuales aceleran el proceso de envejecimiento y atribuyen a enfermedades como el cáncer.


Mejora el sistema digestivo

Está comprobado que en los ambientes más ácidos es más fácil el desarrollo de bacterias, virus y hongos que pueden ser dañinos para la salud y causar enfermedades gastrointestinales. Además, el agua alcalina mejora la digestión, mejora el reflujo ácido y las náuseas, ya que contrarresta la acidez del estómago.


No hay que olvidar, que para que nuestro cuerpo funcione correctamente hay que acompañar el consumo de agua con una dieta balanceada.



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo