Buscar
  • Purifika

Ósmosis inversa: Más filtros, mejor agua

Actualizado: 17 ago

Beber agua es una necesidad de primer nivel para los seres humanos, pero beber agua de buena calidad se ha convertido en un reto social, debido a la contaminación y la escasez de este vital líquido.


Si bien, el acceso al agua purificada debe ser entendido como un derecho, no todas las personas la tienen a su alcance y en algunos casos, los procesos de purificación utilizados para procesar el agua no son los más eficientes.


Es aquí donde surge la duda ¿cuál es la mejor agua purificada? Expertos recomiendan beber agua que previamente ha sido tratada a través de procesos de filtración, que reduzcan sales y contaminantes microscópicos que pueden poner en riesgo la salud de las personas.


“En el tratamiento del agua de consumo se utilizan diversos procesos de filtración, incluida la ósmosis inversa. Bien diseñada y funcionando correctamente, la filtración puede actuar como barrera permanente y eficaz contra microbios patógenos” señala la Organización Mundial de la Salud en su Guía para la calidad del agua potable.




Ósmosis inversa


La ósmosis inversa es un sistema de filtración de agua que se da a través de la presión, conduciendo el agua por una membrana semipermeable que separa desechos contaminantes, dejando el agua limpia de residuos.


A través de un ciclo de filtración, los contaminantes se acumulan dentro del medio filtrante, que a su vez tiene dos salidas: una para los residuos y la otra para el agua filtrada.


Este proceso es utilizado para tratar diferentes tipos de aguas y sirve para suavizar aguas, remover desechos orgánicos y separar metales contaminantes, como el plomo y el cloro, además de bacterias que generan enfermedades.


Una mejor experiencia

Los minerales en el agua pueden alterar su sabor e incluso su color y olor. Los filtros y membranas con que se realiza el proceso de ósmosis inversa eliminan el 96% y el 97,5% de sustancias que los provocan y de microbios indeseados.


Purifika tu vida


La idea de tener una planta purificadora de agua en la comodidad de tu casa u oficina, ahora es posible gracias a la tecnología que ha implementado Purifika, con la que a través de un proceso de 5 a 7 etapas de filtración, obtienes como resultado agua confiable.


El proceso de filtración de un dispensador de Purifika cuenta con:

Filtro de sedimentos: Retiene partículas contaminantes.

Filtro de carbón activado: Elimina el cloro.

Filtro de carbón block: Deshecha metales pesados.

Membrana de ósmosis: Elimina microorganismos nocivos y otras sustancias.

Filtro post carbón: Se separan elementos que alteran el color, olor y sabor del agua.

Luz ultravioleta: Elimina organismos dañinos.


Además de los beneficios de beber mejor agua, las ventajas de los dispensadores Purifika se traducen en dispositivos amigables con el medio ambiente, que ahorran tiempo, dinero y espacio, así como procesos de mantenimiento profesionales y oportunos.


Con Purifika, la certeza de beber agua de calidad, ahora está al alcance de un botón.




25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo